petroleo

¿Qué tan dependiente es Colombia de los combustibles fósiles?

Colombia depende de fuentes fósiles como el petróleo y el gas natural para su producción total de energía. Por su parte, las ventas externas y los ingresos del Estado dependen de la exportación de carbón y petróleo. En cambio, la matriz eléctrica es fundamentalmente limpia, en tanto un poco más del 84% se produce por hidroeléctricas y gas.

El gobierno del presidente Gustavo Petro ha insistido en que el país debe dar el salto hacia la producción y el consumo de energías renovables, como la solar o eólica, para dejar atrás la exploración y la extracción de petróleo y gas, un proceso conocido como transición energética. Esta meta, aunque importante para el medioambiente y el futuro del país, no es fácil de lograr. 

En primer lugar, las energías fósiles son una fuente de ingresos clave para el Estado. De acuerdo con los datos publicados por el DANE, la categoría Petróleo, productos derivados del petróleo y productos conexos aportó el 36% del valor de las exportaciones en el periodo que va de enero a junio de 2022. Por este concepto, el país recibió 10.272,2 millones de dólares FOB, de un total de 28.637,7 millones de dólares FOB. 

Asimismo, según los datos publicados por el Banco Mundial, las rentas del petróleo en 2020 representaron el 2,6% del PIB, alrededor de 32 billones de pesos, y se espera que el país reciba $37 billones por este mismo concepto en 2023. Al menos por ahora, no está claro cómo se podrían reemplazar estos ingresos.

En segundo lugar, una parte importante de la infraestructura energética en Colombia está adaptada a los combustibles fósiles, toda vez que concentran la mayor parte de la producción de energía primaria (obtenida directamente de la naturaleza) del país. 

En 2020, la producción de energía primaria estaba compuesta de la siguiente manera: 

  • Petróleo: 40,6%.
  • Carbón mineral: 33,1%.
  • Gas natural: 16,7%.
  • Hidroenergía: 4,3%.
  • Leña: 2,5%
  • Bagazo: 2,2%.
  • Otros renovables: 0,6%.
  • Recuperación / Residuos: 0,0%.

Lo anterior significa que, en 2020, las energías no renovables concentraron el 90,4% de la producción de energía primaria del país. 

Por su parte, los datos sobre la producción de energía secundaria (obtenida de las energías primarias y transformada por medios técnicos), para el mismo año, revelan la siguiente composición: 

  • Diesel oil (diésel): 29,4%. 
  • Energía eléctrica S.I.N (Sistema Interconectado Nacional):  26,9%. 
  • Gasolina motor: 14,9%. 
  • Coque: 7,4%.
  • Fuel oil: 7,2%.
  • Kerosene y jet fuel: 3,9%. 
  • Auto y cogeneración: 3,9%.
  • Gas licuado de petróleo: 3,5%.
  • Biodiesel 2.1%.
  • Alcohol carburante: 0,8%.

En tercer lugar, para que el país realice la transición energética propuesta por el gobierno tendría que asumir el costo de su adaptación. En 2018, el entonces director General de la Unidad de Planeación Minero Energética –Upme–, Ricardo Humberto Ramírez, afirmó que la sola integración de las energías renovables no convencionales tendría un costo de alrededor de USD $1.200 millones. 

En una entrevista concedida a Semana y publicada el 23 de junio de este año, el entonces ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, señaló que Colombia “cuenta con una capacidad de 1.365 MW provenientes de energía solar y eólica, y se espera que para finales del año próximo cuente con una capacidad instalada por encima de los 4.500 MW dentro de la matriz de generación. Actualmente, se tienen 17 granjas solares, dos parques eólicos y diez proyectos de autogeneración a gran escala”. Añadió, sin embargo, que “aún falta mucho por desarrollar”.

Según Mesa, hace un poco más de tres años las energías renovables contribuían con apenas el 0,2% de la matriz energética. Este año, se espera superar la meta del 16%. Si bien se han hecho avances importantes, el país sigue siendo altamente dependiente de los combustibles fósiles. 

En cuarto lugar, el consumo interno de energía por parte de los sectores económicos tiene una alta dependencia de las energías fósiles, como el petróleo, el gas y el carbón. De acuerdo con la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME), adscrita al Ministerio de Minas y Energía, en 2020  —el último año para el que la entidad tiene datos disponibles en su página web— estos eran los sectores con un mayor consumo final de energía: 

  • Transporte: 451.365 GWh (gigavatio-hora, una unidad de potencia equivalente a mil millones de vatios-hora ). 
  • Industrial: 276.026 GWh. 
  • Residencial: 260.925 GWh. 
  • Comercial & público: 71.395 GWh.
  • Minero: 45.458 GWh.
  • N/I Energía: 44.866 GWh.
  • Agropecuario: 17.524 GWh. 
  • Construcciones: 3.557 GWh. 

Mientras el sector transporte depende en gran medida del petróleo y sus derivados para abastecerse de energía, el industrial depende mayoritariamente del carbón y el gas natural. 

El sector residencial, en cambio, se abastece especialmente de electricidad. Según cálculos de la Asociación Colombiana de Generadores de Energía Eléctrica (Acolgén), en Colombia el 68% de la energía eléctrica es generada por las centrales hidroeléctricas, las cuales constituyen una fuente renovable de energía.

Por último, pero no menos importante, se debe tener en cuenta que, de no hacerse con cuidado, la transición energética podría conducir a la pérdida de la soberanía energética del país. En 2020, las exportaciones de energía primaria ascendieron a 3.162.384 TJ (Terajulios), mientras que las importaciones de energía primaria fueron de 16.362 TJ. Estas últimas representaron una parte pequeña del consumo total de energía primaria del país, que ese mismo año fue de 442.169 TJ. 

Si Colombia no es capaz de reemplazar la producción de energía proveniente de los combustibles fósiles por la producción de energía proveniente de fuentes renovables, podría depender cada vez más de otros países para lograr su abastecimiento energético. Para evitar este escenario, expertos han señalado que, mientras se avanza en la producción de energías renovables, debería continuar con la exploración y la explotación de sus propias fuentes de energías fósiles.

Fuente: https://mascolombia.com/que-tan-dependiente-es-colombia-de-los-combustibles-fosiles/

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Post Relacionados

0
¡Tu carrito está vacío!

Parece que todavía no has agregado ningún artículo a tu carrito.

Buscar productos
Desarrollado por Caddy